miércoles, 12 de enero de 2011

A Very British Gangster


Reino Unido, 2007
Director: Donal MacIntyre
Cliente: Subtitula'm

"Esto es Manchester. Por el día, lo lleva la policía. Por la noche, los mafiosos. En Manchester nací, aquí vivo, y aquí moriré". Con estas palabras se presenta Dominic Noonan y con ellas arranca también un documental que fascina, ante todo, por el grado de intimidad entre documentalista, el director Donal MacIntyre, y documentado, el ya mencionado Noonan, cabecilla de la segunda generación del clan mafioso más temible de Manchester y, quizá, de todo el Reino Unido.
La semana pasada subtitulé para el teletexto de TVE el documental "Imágenes de guerra", en el cual un editor italiano decía que la cualidad que verdaderamente importa en un fotógrafo en zonas de conflicto es su capacidad de conseguir el acceso a los protagonistas de sus fotografías. Lo mismo vale para un documentalista, cuanto más se acerque a lo que quiere rodar, más definido y claro lo veremos. Esto ya no debe de ser fácil en condiciones normales, no digamos cuando el retratado es un tiparraco de ciento y pico kilos largos que ha pasado 22 de sus 39 años en la cárcel, y que en el momento de realizarse la película no estaba precisamente reformado.
video
Subtitles by Jota Martínez Galiana

Pero MacIntyre, que pasó tres años siguiendo las peripecias de Dominic Noonan y su séquito de jóvenes macarras encorbatados, no solo consigue la complicidad necesaria del capo para que éste cuente incluso la técnica que usaba para atracar furgones blindados o los episodios de abusos sexuales que sufrió en un internado (y cómo les ajustó las cuentas a cada uno de los agresores), sino que además lo hace de modo que a veces se nos olvida que estamos viendo un documental, pues está tan bien rodado y montado con tanto gusto y acierto, que parece una película de ficción. En ese sentido, el rodaje del entierro de un miembro del clan, mientras un sobrino despide el ataúd cantando My way de Frank Sinatra, es de esas escenas que cortan la respiración.

En fin, un documental de libro, entretenido a más no poder, sobre un tipo que se cree poco menos que Don Vito Corleone, pero que, aunque bien es cierto que es un pez gordo del hampa que tiene en jaque a la policía por su sospechosa habilidad para salir absuelto de los juicios, aparece como un pobre diablo zarandeado por la vida y la marginalidad que, como tantos otros, solo encuentra en su entorno violencia y crimen, y hace uso de ellos para ganarse un sustento.

6 comentarios:

  1. Una excelente reseña Jota.
    Sin duda este tipo de documentales abren puertas para entender este entresijo de mafias y de gente
    que es imposible reciclar.
    Gracias por traernos estas joyitas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. esta la apunto en mi dilatada agenda de pelis-docus pendientes!....algún dia volveré a recuperar el ritmo cinematográfico como espectadora....
    Gracias por la reseña!
    muaca

    ResponderEliminar
  3. Qué ganas me han entrado de ver el documental, gracias por compartir tanta información. Incluso parece que tu texto sea como una campaña publicitaria del documental ¿será porque te ha gustado?

    Confieso que leer el post casi me ha cortado la respiración...Así que, habrá que ver el documental.

    Saludos.

    PD. ¿no puedes quitar la verificación de la palabra en los comentarios?, es un poco rollo pasar por ese paso después de comentar.

    ResponderEliminar
  4. Leía yo hace poco en algún lado –no sé dónde, ay, qué memoria la mía- que alguien decía -¿quizá Godard?, maldita memoria- que los documentales debían parecer ficción y las películas de ficción documentales. Y parece que este documental que presentas –y ya en el tráiler se ve perfectamente- ha sido fiel a este principio.

    Tiene una pinta excelente. O será que últimamente me estoy volviendo adicta a los documentales.

    Tal vez, a raíz de películas inolvidables como “El Padrino”, tenemos una imagen demasiado idealizada de los mafiosos. Tal vez todos ellos, vistos de cerca, se parezcan mucho a ese pobre diablo zarandeado por la vida y la marginalidad. No creo que desde otro contexto, desde otras raíces, se pueda optar por el crimen y la violencia. No creo que esa opción sea una opción plenamente libre, sino tan sólo una salida y un mecanismo de supervivencia. Escribiendo esto me he acordado de una peli que me gustó bastante, “El profeta”. No sé si la conoces.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Por casualidad entro en el blog del señor Iván Paya, y resulta que ha actualizado, y también nos recomienda que vengamos por aqui, asi que entro a ver lo que hay y me ha encantado encontrar este blog. Muy interesante, una información preciosa en la vorágina infinita de producciones y películas y documentales.

    ResponderEliminar
  6. Eva:

    Gracias a ti por tu comentario. La verdad es que, si ves el documental, te das cuenta de que este hombre tenía pocas posibilidades de acabar becado en Oxford...
    Bissous.

    Marta:

    Tú sí que puedes, companya, solo tienes que recurrir al servicio de videoteca de Subtitula'm, jaja.
    Besos.

    Maribel:

    Tus deseos son órdenes ;) Ya he deshabilitado el engorroso procedimiento. Gracias por el comentario. Es normal que todas las reseñas que aparezcan aquí sean entusiastas, porque el blog está creado para dar a conocer películas buenacas, para poner a parir las malas ya existen otros blogs más vitriólicos. Yo creo en castigar la ineptitud con la indiferencia.
    Besos.

    Antígona:

    El Padrino I y II son sendas obras maestras que no merecían un epílogo tan chusco como El Padrino III, pero no me llevan a idealizar a los mafiosos en ningún momento, con todo lo que de fascinante y atractivo tienen los Corleones, en ningún momento de las muchas veces que he visto estas películas se me quita la cabeza de que estoy ante las andanzas de unos soberanos hijos de puta. Pero la ficción es ficción, y la realidad, aunque se parezca sospechosamente a la ficción, no da para muchas licencias, y esa es la fuerza de este filme: mostrar la miseria que se esconde tras las fábulas de respeto y honor con las que estos individuos construyen su imaginario.
    El Profeta ha sido seleccionada por Mondo Sonoro como la mejor peli del año, pero no la he visto.
    Un beso.

    Nootka:

    Bienvenida sea quien con tan ilustre padrino a este blog se asoma. Agradzco mucho tu comentario, de esa vorágine infinita, este blog pretende, humildemente, mostrar el inventario de la trastienda que pocas veces llega al escaparate, que es donde suele quedarse la mayoría del público.
    Un saludo y nos seguimos leyendo.

    ResponderEliminar